Si es de esos padres que dejan todo para lo último no se preocupe, pues esta información le puede resultar muy útil para ahorrarse unos miles de pesos en las listas escolares de sus hijos, quienes esta semana comenzaron a estudiar.

El primer consejo es aprovechar su afiliación, si es que la tiene, a una caja de compensación familiar, como lo es Comfenalco o Comfama, pues estas entidades ofrecen descuentos a sus afiliados que alcanzan hasta el 20% que aplican para los almacenes que cada entidad indique. Pero si no tiene ningún carné de afiliación no se preocupe, pues tenemos otros consejos que les podrán servir.

Cuando vaya a comprar trate de que sean las compras de todos sus hijos, amigos, vecinos, familiares, etc., identifique los almacenes mayoristas que hay en el sector de El Hueco, en el centro de Medellín, para que al comprar lo haga en cantidad y le den precio de mayorista, así se ahorrará casi un tercio por cuaderno, lápiz, lapicero o borrador.

Otro consejo es que traten de comprar cuadernos cosidos y de bastantes hojas, pues son baratos, duran más y son más prácticos comparados con los cuadernos argollados. Además, hay cuadernos en los que los estilos son elementales y eso hace que su precio sea también bajo.
En lo que se aconseja no escatimar en gastos es en los colores, pues estos deben ser de una marca conocida y que sean finos, pues en este rubro lo barato sale caro, ya que unos baratos se van a acabar más rápido porque se quiebran las puntas a cada rato.

Lo mismo ocurre con los lápices, también trate de que sean de buena calidad, pues puede ocurrir lo mismo que con los colores. Hay lápices que son más costosos pero pueden durar dos o tres veces más que los que puede conseguir más baratos. Lo ideal es que compre una caja de lápices, borradores, sacapuntas, porque así le comprará a sus hijos a precios más económicos.

Por último están los libros o textos escolares, no le dé pena y hágase una pasada por La Bastilla, en donde encontrará gran variedad de libros en buen estado en los que se puede ahorrar hasta la mitad de lo que costaría uno nuevo. Mucho ojo con los textos que dicen que están actualizados para el 2017, es un negocio que tienen las editoriales, pues puede que sólo les hayan cambiado la portada pero el contenido sea el mismo al del año pasado y claramente les pueden servir a sus hijos, así sean de segunda.

Esperamos que les haya sido de utilidad este artículo. Comparte si te gustó.