Si está en el centro o está lloviendo y ningún taxi le quiere parar o el taxista le pregunta que para dónde va y él le contesta que va hacia otro lado o que por allá no va usted podrá denunciarlos y la Secretaría de Seguridad Vial de Medellín los sancionará con una multa.

Todo esto ante las numerosas quejas de inconformidad de las personas quienes ven cómo en diciembre el servicio de taxis se vuelve imposible. El subscretario de la Secretaría, Mario Andrés Ramírez, fue enfático y señaló que “los taxistas de Medellín no pueden negarse a prestar el servicio, sin importar el barrio de destino del pasajero; y sólo pueden cobrar las tarifas autorizadas según lo que marque el taxímetro”.

Taxista que se niegue a prestar el servicio será multado con 1’034.182 pesos, una multa muy alta que corresponde a 45 salarios diarios legales mensuales vigentes. Los usuarios estarán amparados por el artículo 131 numeral E para interponer las denuncias señalando la empresa correspondiente y la placa del taxi que se negó a llevarlos.

Para mayor celeridad la Secretaría de Seguridad vial habilitó la línea telefónica 445 77 77. Allí también se podrá denunciar a aquellos taxistas que cobran adicional a lo que marca el taxímetro, el aguinaldo, o algún otro costo que no esté estipulado en la norma.

 

Recuerde que la carrera mínima está a 5  mil pesos.