Este martes en la fecha 12 de las eliminatorias suramericanas a Rusia-2018, el capitán de la selección Colombia se sintió incómodo en el partido.

El jugador colombiano no se sintió a gusto con el arbitraje hecho que hizo que protestara por cada decisión del árbitro encargado de impartir disciplina en el juego ante los argentinos.

A los 29 minutos, James recibió una falta de Gabriel Mercado, lateral derecho del seleccionado argentino; de inmediato, el ‘10’ reaccionó enfurecido, encaró a su infractor, lo ofendió y terminó siendo amonestado, al igual que Mercado, por el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano.

Pero ahí no terminó todo, pues el capitán de la selección le realizo un reclamo bastante subido de tono en la entrada a los camerinos cuando había concurrido el primer tiempo, que por fortuna no trascendió a mayores. Acompañado de David Ospina, reclamó, pero no recibió respuesta de la terna arbitral.

Durante el partido vimos a  un James desesperado y a disgusto con el partido y su arbitraje y tuvo dos ocasiones claras para anotar pero no se concretaron.