Como parte de la estrategia de seguridad en el municipio de Itagüí, el alcalde León Mario Bedoya López, informó la medida que se adoptará a partir de marzo, luego de escuchar en las jornadas de construcción del Plan de Desarrollo la preocupación manifestada por la comunidad sobre el incremento y consumo de estupefacientes dentro de los planteles educativos.

Esta medida consiste en poner a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia tres caninos expertos en la detección de sustancias alucinógenas, para recorrer las instituciones educativas revisando los morrales de los alumnos en compañía de la Comisaría de Familia y la Personería. Una vez el perro se sienta al lado de un morral específico inmediatamente se procederá a revisar el contenido del mismo para identificar que elementos carga el estudiante en su interior.

Los alumnos que transporten este tipo de sustancias, ya sea para el consumo o porque son objeto de expendedores de drogas que los utilizan para este fin, se iniciará un proceso ​p​sicosocial y de rehabilitación.

La familia se involucrará a este proceso, como eje fundamental, en la búsqueda de alternativas que le posibiliten a los jóvenes, mediante actividades deportivas, culturales y la jornada única, ocupar mejor el tiempo libre.