Sí contamos con cielo despejado, podremos ver grupos de hasta 20 estrellas fugaces que caerán por minuto.

Este año la lluvia de estrellas podrá ser vista en su máximo esplendor desde el hemisferio norte de nuestro planeta durante las noches del 11 al 12 y del 12 al 13 de agosto, explica la NASA.

La lluvia de estrellas de las Perseidas, el fenómeno anual que se produce entre finales de julio y agosto, será cinco veces más potente que en años anteriores y podrá observarse desde varios puntos.

Esta se podrá apreciar la madrugada de este jueves y hasta el sábado. En esta ocasión, el espectáculo se verá favorecido por la “poca luna”, pues el cielo estará sin luna gran parte de la noche y su brillo no perjudicará a su observación.

El evento también conocido como Lágrimas de San Lorenzo, se produce cuando la Tierra atraviesa en su trayectoria en torno al Sol la estela del cometa Swift-Tuttle.