Luego de cuatro días de haber empezado a regir el pico y placa ambiental en Medellín y el Valle de Aburrá, las condiciones del aire han mejorado notablemente.

La polémica medida que ha generado molestias en muchos, sin duda ha sido un acierto de las autoridades en su afán por mejorar la pésima calidad del aire que se respira en la capital de la montaña y sus alrededores.

De acuerdo con las autoridades ambientales, las estaciones de monitoreo se encuentran en “amarillo”, lo que significa que la presencia del componente PM 2.5 es moderada.

La buena noticia es perceptible a los ojos, ya que se puede apreciar los cerros que rodean el Valle de Aburrá, un cielo azul y el sol radiante. De tal manera que la medida, aunque polémica, ha dado sus frutos.

Sin embargo, hay quienes no está felices como es el caso de los volqueteros, quienes han anunciado un paro para el día de mañana, en contra de las medidas ambientales, así como también han lanzado  un duro mensaje en contra de los distribuidores de combustibles.

“Las autoridades no están viendo la calidad de los combustibles que nos venden, y en el ministerio de transporte deben revisar la tecnología que tenemos es una tecnología obsoleta, inclusive tenemos carros de modelo 2015 y 2016 con problemas… Tenemos que revisar los carros que NO contaminan y mejorar las que están contaminando, pero lo que nosotros no podemos permitir es que con estas decisiones desesperadas por parte de los alcaldes del Área metropolitana nosotros nos veamos afectados en nuestra economía. Estamos al borde del colapso en este momento…”, aseguró el representante legal de la Asociación de Volqueteros, Luis González.