• El Alcalde Federico Gutiérrez y el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto Soto, presentaron un conjunto de medidas que se aplicarán cuando se registren episodios críticos en la calidad del aire del Valle de Aburrá.
  • Las medidas se adoptarán en cualquier momento del año en que se constaten eventos de alta contaminación, sin embargo, se definieron dos periodos fijos en el año para su aplicación.
  • Esta es la primera vez que los diez alcaldes de la Junta del Área Metropolitana acuerdan mecanismos para enfrentar contingencias por contaminación.

El Área Metropolitana y los diez municipios que conforman su junta definieron el primer Protocolo para atención de episodios críticos en la calidad del aire del Valle de Aburrá. Con estas medidas se busca reducir los niveles de contaminación y prevenir la exposición de la ciudadanía a altos índices de partículas y materiales nocivos para la salud suspendidos en el aire.

El protocolo fue desarrollado en un trabajo conjunto con municipios, universidades, empresarios, transportadores y ambientalistas.

“Necesitamos cambiar los hábitos entre todos los ciudadanos, esto lo mejoramos entre todos”, dijo el Alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga sobre el  protocolo.

Las medidas se aplicarán en cualquier momento del año en que se constaten eventos de alta contaminación, sin embargo, se definieron dos periodos en los cuales se deberán implementar regularmente: febrero – abril y octubre – noviembre.

Esta es la primera vez que los diez alcaldes de la Junta del Área Metropolitana acuerdan mecanismos para enfrentar contingencias por contaminación.

El protocolo establece que el día del episodio de contaminación se implementarán las medidas que se mantendrán durante 24 horas como mínimo.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá y el Grupo de Gestión de Episodios Críticos de Contaminación Atmosférica –GECA- serán los responsables de la evaluación técnica para la declaratoria de un episodio.

El SIATA – Sistema de Alertas Tempranas de Medellín y el Valle de Aburrá-, operador de la red de monitoreo de calidad del aire y meteorología, será el responsable de indicar al GECA sobre el inicio de un episodio crítico de contaminación atmosférica, sobre su proceso y finalización.