Es común que la indecisión predomine al momento de elegir qué estudiar. Para qué soy bueno, lo que dicen la familia y los amigos y las oportunidades de conseguir empleo al graduarse son algunos de los factores que inciden. Pero hoy algo es claro. La tecnología lo está moldeando todo, incluso el rumbo laboral que se debe tomar. Al menos eso se deduce de recientes estudios que determinan cuáles son las carreras que tienen mayor demanda y cuáles son los profesionales que necesita el país.

A comienzo de año, Glassdoor, una especie de Tripadvisor del mundo laboral, publicó un ranking de las carreras con mayor futuro, para el que tuvo en cuenta variables como el salario y la oferta de puestos de trabajo en Norteamérica. Lo revelador es que los programas con un alto componente tecnológico son los mejores pagos y, al menos entre los primeros 25 no aparecían los tradicionales como el derecho o la medicina. De hecho, el lugar número uno fue para el análisis de datos.

En Colombia, aunque la carrera más demandada por las empresas es administración, según un estudio del portal trabajando.com, en el podio ya aparecen programas afines a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) como la ingeniería informática o de sistemas. Y según el más reciente informe del Observatorio Laboral para la Educación (OLE), 11 de las 20 carreras más requeridas se relacionan con las ingenierías, y tres desarrollan habilidades en tecnologías de la información.

Todas gozan de un alto porcentaje de ocupación. Por ejemplo, ingenierías como la electromecánica, telecomunicaciones, eléctrica, informática, electrónica, sistemas y de computación no solo tienen una tasa de vinculación laboral entre el 75 y 94 %, sino que cuentan con un salario superior. Desde el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se señala que son necesarios más profesionales en tecnologías de la información (TI). “A la fecha tenemos 6.364 estudiantes beneficiarios del fondo Talento Digital, pero la industria requiere muchos más”.

Para responder a estas exigencias se han identificado algunos desafíos como sensibilizar a los jóvenes desde el colegio para que encuentren oportunidades de formación profesional en este campo, crear canales de comunicación entre la academia y la industria de las TI, y fomentar iniciativas innovadoras para estimular el emprendimiento, la empleabilidad formal y el bilingüismo. Álvaro Carrizosa, rector de Uniempresarial, considera que en el país no es tan evidente, al menos en este momento, que las carreras relacionadas con las TI estén por encima de las más tradicionales, sin embargo, ve muy probable que en algunos años esto suceda y advierte que las universidades no pueden solo limitarse a la infraestructura digital.

La cruzada para que los jóvenes muestren mayor interés hacia las carreras con contenido tecnológico ya comenzó y para ello se han destinado $320 mil millones desde el MinTic, en alianza con el Icetex y el Ministerio de Educación, que beneficiarán a cerca de 19 mil colombianos que estudian carreras TI con créditos condonables. Hasta el momento, según cifras de la cartera, 21.700 personas han participado en programas de formación que buscan fortalecer el talento TI, de los cuales 15.400 han realizado cursos de educación continuada y 6.293 accedido a carreras relacionadas.