La Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, por intermedio de la Empresa de Desarrollo Urbano, EDU, ha destinado recursos del orden de los $14 mil millones durante los últimos años para la adquisición de predios, con el fin de proteger las microcuencas abastecedoras de acueductos municipales y veredales.

La Administración Municipal adelanta esta gestión en cumplimiento de la Ley 99 de 1993 la cual en su artículo 111 declara de “interés público las áreas de importancia estratégica para la conservación de recursos hídricos que surten de agua los acueductos municipales, distritales y regionales”. La norma indica, además, que “los departamentos y municipios dedicarán un porcentaje no inferior al 1% de sus ingresos corrientes para la adquisición y mantenimiento de dichas zonas”.

Gracias a este convenio, que cobra una mayor importancia a la luz de la escasez de agua que hoy preocupa al país, se ha logrado adquirir desde 2011 un total de 587 hectáreas y pagar las respectivas compensaciones a los propietarios de los predios.

Para la EDU es importante delimitar estos espacios para evitar su ocupación e identificar los perímetros de protección, por lo que se han cercado más de 19 mil metros lineales para que la Secretaría de Medio Ambiente adelante su intervención, en la cual se propicia la restauración ecológica por medio de regeneración natural asistida (RNA) o se realiza un enriquecimiento forestal (EF) con la introducción de especies arbóreas típicas de la zona. A la fecha se han plantado más de 730 mil árboles para un total de 480 hectáreas reforestadas en los cinco corregimientos.

Las microcuencas priorizadas para la compra de predios por parte de la EDU son: La Guayabala, Ana Díaz y La Picacha en Altavista; San Pedro y Santa Elena en el corregimiento de Santa Elena; La Limona en San Antonio de Prado; San Francisca y La Iguaná en San Cristobal y La Frisola y La China en San Sebastián de Pamitas.

Datos complementarios
– Más de $14 mil millones de pesos se han destinado en la compra de los predios para la protección de microcuencas.

– Desde 2011 se han adquirido alrededor de 587 hectáreas

– La Secretaría de Medio Ambiente ha plantado más de 730 mil árboles