Desde este lunes 30 de enero comenzó a regir en todo el país el nuevo Código de Policía. Para unos es polémico porque restringe a la ciudadanía y para otros es la mejor herramienta para vivir en sociedad.

Para Kike, quien fue uno de los tres primeros sancionados por beber alcohol en las calles de Cisneros, esta medida es un poco injusta. Dijo que el policía le preguntó que si no le daba pena ser uno de los primeros sancionados en el país por tomar alcohol en sitios no permitidos pero le contestó que de pena no se ha muerto nadie.

Aunque parezca un chiste, hay artículos en este nuevo Código de Policía que hay que tenerlas muy en cuenta. Por ejemplo, será sancionado si no recoge las heces de su perro, orina en la calle o tiene el volumen muy alto de su equipo de sonido, etc. Para que no sea sancionado por desconocimiento puede descargar la aplicación para el celular disponible para Android y Apple.

Asímismo, les traemos un resumen con los artículos más polémicos e importantes.

Acciones que sanciona el nuevo código

El principal fin del Código de Policía es mejorar la convivencia, los ciudadanos deben abstenerse de realizar ciertas acciones, que tal vez son habituales pero que atentan contra la vida en comunidad.

– Agredir físicamente a personas por cualquier medio.

– Amenazar con causar un daño físico a personas por cualquier medio.

– Portar armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público.

– Modificar o alterar redes o instalaciones de servicios públicos.

– Fabricar, tener, portar, almacenar, distribuir, transportar, comercializar, manipular o usar artículos pirotécnicos, fuegos artificiales, pólvora o globos sin  los requisitos establecidos en la norma.

– Realizar actos sexuales o de exhibicionismo y consumir sustancias alcohólicas, psicoactivas o prohibidas, en espacio público o instituciones educativos.

– Emitir ruidos en fiestas reuniones o actividades de este tipo, que generen molestia por su impacto auditivo.

– Fumar en lugares prohibidos.

– Limitar las manifestaciones de afecto y cariño que no configuren actos sexuales o de exhibicionismo por razones de raza, origen nacional o familiar, orientación sexual o identidad de género.

– Ejercer la prostitución o permitir su ejercicio por fuera de las zonas u horarios asignados para ello o contrariando lo dispuesto.

– Sacar la basura en horarios no autorizados y dejarla por fuera de los contenedores o esparcida en el espacio público.

– Arrojar residuos sólidos y escombros en sitios públicos.

– Permitir que las mascotas deambulen sin control en la calle.

– Colarse en la fila del transporte masivo.

– Permitir el ingreso de menores a lugares para adultos.

Sobre las medidas correctivas

Además de la imposición de multas monetarias por las acciones ilícitas en las que se sorprenda a los ciudadanos, el Código de Policía establece 14 medidas correctivas más, que pueden imponer los miembros de la Policía Nacional, de acuerdo al caso. Algunas de ellas son:

– Amonestación por ocupación indebida del espacio público, vender alimentos y bebidas en sitios no permitidos, entre otros.

– Cierre temporal o definitivo de establecimientos de comercio, cuando incumplan con la norma que rige estos lugares.

– Suspensión o demolición de obras que estén en condición de ruina o representen peligro de incendio.

– Decomiso de objetos que puedan emplearse para herir a otro ciudadano, pólvora y alimentos o bebidas en mal estado o adulterados.

– Restitución del espacio público, cuando se instalen rejas o cercas fuera de los límites de la propiedad privada o se ocupen zonas comunes.

Las multas que debe pagar en caso de infringir el Código de Policía

Las sanciones monetarias que establece el nuevo Código de Policía van desde los $98.360 hasta los $786.880 si son generales; en caso de las especiales, impuestas a colectivos o por infracciones urbanísticas se determinarán por la cantidad de personas o el estrato, según sea el caso. Ambos tipos de multas están basadas en el salario mínimo diario legal vigente, que este año es $24.590.

Esto es lo que debería pagar si es sorprendido cometiendo algunas de estos actos ilícitos:

$393.440 (o 16 smdlv) por agredir físicamente a otro ciudadano.

$196.720 (u ocho smdlv) y destrucción del bien por portar armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias peligrosas.

$786.880  (o 32 smdlv) por perpetrar, permitir o inducir abusos o maltrato físico, verbal, psicológico o sexual en lugar público o privado o irrespetar las manifestaciones y reuniones por razones de  raza, género, orientación sexual, creencias religiosas, o preferencias políticas.

$98.360 (o cuatro smdlv) por permitir que animales o mascotas esparzan, parcial o totalmente, el contenido de las bolsas y recipientes para la basura, una vez puestas para su recolección.

Multas tipo 1 – sanción de $105.000

Aplica para quienes no recojan excrementos de sus mascotas o para quienes obstruyan la ciclorruta.

Multas tipo 2 – sanción de $210.000

Se impone por participar en riñas, amenazar con daño físico, porte ilegal de armas, traslado de perros de raza potencialmente peligrosa sin bozal, irrespeto a la autoridad.

Multas tipo 3 – sanción de $390.000

Agredir a una persona, perturbar la tranquilidad con ruido, realizar actos sexuales en vía pública o medio de transporte.

Multas tipo 4 – sanción de $780.000

Aplica por lavar vehículos en espacios públicos o vías públicas, arrojar basura o realizar necesidades fisiológicas en espacio público, no contar con la póliza de responsabilidad para perros peligrosos y agredir a autoridades de Policía.

¿Qué pasa si no se cancela la multa?

Si la persona se niega a cancelar la sanción económica, su nombre quedará inscrito en el Registro Nacional de Contraventores y quedará inhabilitado para ascender en cargos públicos; ingresar a las escuelas de formación de la Policía Nacional, Ejército o Fuerzas Militares; no podrá renovar registros mercantiles, y no se le otorgará permiso para portar armas de fuego o renovar esa licencia.

Adicional a esto, el ciudadano se verá incurso en un proceso coactivo por la multa que tiene vigente.