Un cierre que era preventivo terminó evitando una gran tragedia, pues lo que comenzó como un deslizamiento de piedras acabó con un gran desprendimiento de tierra sobre la autopista Medellín-Bogotá, en el kilómetro 14 + 350 en jurisdicción de Copacabana, en el sector que se conoce como Peñolcito.

Al mismo tiempo que se ordenó el cerramiento de la vía también se dio a conocer el orden de evacuación a por lo menos seis familias que viven cerca del deslizamiento, así lo ordenó la secretaria de Gobierno de Copacabana, Luz María Hincapié, por encontrarse en inminente riesgo de sufrir alguna afectación en caso de que ocurra un deslizamiento mayor.

Cabe destacar que este este percance natural no tiene nada que ver con la presencia de las diferentes canteras que bordean esta vía. Devimed, concesionario de la vía, informó que la zona presenta inestabilidad “como consecuencia del mal manejo y la falta de técnica en los sistemas de conducción de agua del acueducto Peñolcito”; esto en jurisdicción del municipio de Copacabana.

Asimismo, se supo que el número de personas afectadas ascendió a 15, así lo confirmó Grecia María Morales, trabajadora social integrante de la comisión técnica del Dapard.

En el momento se está haciendo la remoción de la tierra y el arreglo de un poste que no soportó el peso del material que cayó de la montaña. No obstante, no se sabe a ciencia cierta a qué horas será habilitado el paso por esta gran vía que conecta a Medellín con Bogotá.

Mi Región recomienda tomar vías alternas por el corregimiento de Santa Elena, por la Loma del Escobero o la vía Las Palmas (vehículos de carga).