El proyecto de grado de tres fisioterapeutas de la Fundación Universitaria María Cano, hace casi ocho años, hoy es un excelente Centro de Servicios en Salud, la cual cuenta en la actualidad con cuatro sedes.

Aquellos tres estudiantes que hoy son los socios fundadores y continúan al frente de ese sueño se llaman: Alejandra Londoño Herrera, Isabel Andrea Restrepo Osorno y Luis Fernando Celis Araque.
La I.P.S. Fisinova nació en el barrio Obrero, ubicado en el municipio de Bello. Esta sede es la más antigua y aún presta sus servicios allí, pero debido al crecimiento de pacientes y su excelente servicio conformaron lazos laborales con otras entidades prestadoras en salud y al poco tiempo requirieron tres sedes más, dos de ellas están ubicadas en el centro de Medellín y una más está en Rionegro.

Actualmente, Fisinova es una institución privada que está comprometida con la prestación de servicios profesionales de salud en el área de fisioterapia. Se destaca, además, por la calidad humana y profesional de cada uno de sus empleados, y por la modernización de sus instalaciones y los equipos tecnológicos que utilizan para mejorar la calidad de vida de todos sus pacientes.
Las personas a las que atienden en estos centros son aquellas que necesitan terapia física, traumatológica, reumatológica, deportiva, neurológica, domiciliaria, masoterapia, clases de stretching, hidroterapia en casa o consulta externa con especialista en ortopedia.

Su mayor proyección, según su director Luis Fernando Celis Araque, “es que Fisinova sea el principal referente en la prestación de servicios fisioterapéuticos del país y que pase de ser una I.P.S. a una clínica con toda la infraestructura que esto implica”.

Finalmente, es importante recalcar que los mayores valores de Fisinova son la calidad en su servicio y el éxito del 99% que consiguen en todos los tratamientos. Por algo, su lema es: “Su bienestar un tesoro incalculable”.

Galería
_DSC0380

_DSC0383

_DSC0393