El papa ha tenido encuentros muy bonitos en su visita a México, por ejemplo, se encontró con Alexia Garduño, una joven de 15 años que padece osteosarcoma, quien casi lo hace llorar al interpretar Ave María.

El tercer día de visita del Papa Francisco en México contempla varias actividades. Hoy estará en la región de Chiapas con la misión de acompañar y rezar al estado más pobre y en donde menos católicos hay. Este lugar es recordado porque allí se hizo, hace más de 20 años, un alzamiento en armas de los indígenas quienes reclamaron mayor atención del gobierno.

Luego de la misa, que será en español y en lengua tzotzil y tzetzal, el Papa tendrá un almuerzo con representantes indígenas y líderes comunitarios en la ciudad de San Cristóbal de la Casas.

Cabe recordar que durante esta visita del Papa Francisco en México, ha enfatizado en temas como la aguda desigualdad que impera en ese país, la corrupción y la violencia.

En la misa que realizó el pasado domingo, el papa Francisco habló en Ecatepec sobre tres tentaciones que enfrentan los cristianos y “que buscan degradar y degradarnos”.

“Primera: la riqueza, adueñándonos de bienes que han sido dados para todos y utilizándolos tan sólo para mí o «para los míos». Es tener el «pan» a base del sudor del otro, o hasta de su propia vida. Esa riqueza que es el pan con sabor a dolor, amargura, a sufrimiento. En una familia o en una sociedad corrupta ese es el pan que se le da de comer a los propios hijos”.

“Segunda tentación: La vanidad, esa búsqueda de prestigio en base a la descalificación continua y constante de los que «no son como uno». La búsqueda exacerbada de esos cinco minutos de fama que no perdona la «fama» de los demás, «haciendo leña del árbol caído»”.

“La tercera tentación, la peor, la del orgullo, o sea, ponerse en un plano de superioridad del tipo que fuese, sintiendo que no se comparte la «común vida de los mortales», y que reza todos los días: «Gracias te doy Señor porque no me has hecho como ellos»”.

Ante esa reflexión, el papa cuestionó a la congregación:

“¿Hasta dónde somos conscientes de estas tentaciones en nuestra persona, en nosotros mismos? ¿Hasta dónde nos hemos habituado a un estilo de vida que piensa que en la riqueza, en la vanidad y en el orgullo está la fuente y la fuerza de la vida? ¿Hasta dónde creemos que el cuidado del otro, nuestra preocupación y ocupación por el pan, el nombre y la dignidad de los demás son fuentes de alegría y esperanza para vencer esas tentaciones?”.

La agenda del día

10:15 a.m.: Misa con las comunidades indígenas del estado de Chiapas en el centro deportivo de San Cristóbal de las Casas.

3:00 p.m.: Visita a la catedral en San Cristóbal de las Casas.

4:15 p-m.: Encuentro con las familias en el estadio Víctor Manuel Reyna, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

6:10 p.m.: Regreso a la Ciudad de México.