Hoy viernes, 22 de abril, se celebrará el evento: Caminá pa’l Centro, al Centro de Medellín, el cual es el resultado de un proyecto colaborativo y la razón de ser de este vínculo, en donde participan más de cuarenta entidades -de este sector en su gran mayoría- y que hacen posible este encuentro de carácter independiente, aunque conjunto, para demostrar que El Centro tiene un pulso que puede oírse desde cualquier latitud de la ciudad.

Es un deseo compartido de las entidades asociadas diseñar políticas culturales que articulen una apropiación de los espacios patrimoniales, que propicien una programación cultural, educativa y una oferta comercial de calidad y pertinente, y que se ocupen de la formación ciudadana para lograr la valoración de un espacio que habitamos -en un cruce de paso, destino o de permanencia-, sin desconocer que es divergente, que se enriquece, que se transforma y que se expande día a día.

Así, es como el potencial de todas aquellas entidades y organizaciones hacen posible tal pulsación y son el ánima de este universo que va desde San Juan hasta Echeverri y de Ferrocarril hasta la carrera 39, más el histórico Barrio Prado, lo que denominamos en el actual POT, Centro Tradicional. Sin la querencia de estas entidades, el sentido de anudar, sujetar y enlazar sería en vano.

Por lo anterior y lo que no se ha dicho, hoy es un gran mérito de muchos -por no decir que de todos- el que se realicen cerca de veinte horas de programación continua en los diferentes espacios que las entidades han dispuesto, así como las propuestas que han sido sugeridas y aportadas por colectivos autónomos que encontraron un puerto de aterrizaje para sus intenciones e ideas.