ONG’s defensoras de los derechos humanos de Medellín denunciaron que los combos delincuenciales de la ciudad amenazan con matar a los guerrilleros que se desmovilicen luego del acuerdo de paz y que lleguen a vivir en los territorios que ellos controlan.

La llegada de los Narco Terroristas desmovilizados a las ciudades puede generar nuevos campos de guerra, puesto que las bandas paramilitares y los guerrilleros aun se encuentran en guerra y se sabe que ellos no perdonan.

Según Fernando Quijano, director de CORPADES, esta amenaza se hace con el fin de generar miedo para no perder el control de sus territorios y también con el propósito de forzar negociación de paz entre estructuras del Clan Úsuga y el Gobierno.

Según una investigación periodística, basada en bases de datos de la Policía, la Fiscalía, la Alcaldía y la Personería, así como información de la comunidad e integrantes de bandas, tan solo en Medellín hay identificados 239 combos.

Estos combos afectan a la ciudad mediante el cobro de extorsiones, el sicariato, desplazamientos, amenazas, desapariciones forzadas, tráfico de estupefacientes y demás delitos.

Fuentes
La FM / El Colombiano