Este lunes  la Contraloría General de la nación certificó que la Gobernación de Antioquia durante la administración de Sergio Fajardo si violó durante el 2015 la Ley 617 del 2000, al exceder los gastos de funcionamiento permitidos.

El departamento durante el 2015 recaudó Ingresos Corrientes de Libre Destinación (ICLD) por la suma de $962.792.694 miles”, lo que de acuerdo con la Contraloría representa el 50, 9 % de los ICLD y constituye una violación a la ley que permite un tope máximo del 50 % para esa categoría.

Esta violación es una falta grave ya que incurre en el deterioro de las finanzas publicas del departamento.

Las consecuencias que Antioquia enfrentara son:

  • Pasar de categoría especial a primera
  • Implementar un programa de carácter obligatorio que permita el saneamiento fiscal con el fin de restablecer la solidez económica
  • No podrá adquirir créditos con ninguna entidad financiera sin antes ser autorizados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Publico
  • La Contraloría de la Nación podrá tener el control fiscal.